martes, 3 de julio de 2018

Solo, sólo solo


Aquí se quedará solo
cuanto en la vida forjo
sólo amargura y pesar
arrastrados al solaz
de soledades que azar
zarandeó a su pasar
para de vuelta rondar
cantares que al despertar
desvelarán sin piedad
qué fue y qué no fue verdad.
Y sólo quedado y quieto,
mustio de tanto pesar, 
solo sabrá recordar
que de haber subido más
en la escala del afán
de no querer mal causar
ni en tristezas embotar
al alma que lo sufrió
se hubiera podido alzar de, 
de rodillas, llorar.