domingo, 4 de octubre de 2015

Texto 9.12

Párrafo 9.12

9.12 “Sin duda todo alimento es tóxico, todo producto que se administra al organismo tiene efectos secundarios, y aún no se ha llegado, al menos de forma colectiva, al viejo mito de la ingestión sagrada y sin residuos que propugnaba la piedra filosofal, pero el hombre debiera reflexionar en el carácter del combustible del que nutre su cuerpo. Sigue siendo un ser vivo, un resto animal o vegetal desde el que se está produciendo una transferencia de sustancias y de energía, tan esenciales para la continuación de la vida propia como para la valoración del sacrificio activo o pasivo de la vida del otro”.